Cómo evitar el aceite de palma y el exceso de azúcar: la clave está en lo fresco

Estos últimos meses se ha hablado mucho de los efectos negativos para la salud del aceite de palma y de los azúcares en algunos productos. Una alarma social totalmente justificada, gracias a la que vamos tomando conciencia de lo importante que es saber lo que comemos.


Cada vez hay más gente interesada en comer de forma saludable. Nosotros tenemos la solución a todo el problema. Sabemos cómo evitarlo. Es muy simple: la clave está en los productos frescos. Verduras y hortalizas, pescado, carne, frutas. Alimentos en su estado puro, en vez de tantos productos procesados.
Una sardina a la plancha no tiene aceite de palma. Tampoco un rico pollo al ajillo.

“Está directamente relacionado con enfermedades cardiovasculares y otras de origen metabólico como la diabetes.”

¿Cómo evitar el aceite de palma?
Huye de la bollería industrial, evita los snack y acostúmbrate a fijarte en el etiquetado de precocinados y los rebozados.
El aceite de palma da nombre al ácido palmítico, un ácido graso saturado con una mala fama ganada a pulso. Está directamente relacionado con enfermedades cardiovasculares y otras de origen metabólico como la diabetes.
Aún hay más: contiene compuestos carcinogénicos, que ayuda a las células tumorales a producir metástasis, con lo que tiene una influencia muy negativa en el desarrollo de posibles tumores.
También hay razones de peso para oponerse al uso de aceite de palma relacionadas con el medio ambiente y la sostenibilidad. Para cada plantación de palma se tumban miles de hectáreas de bosques tropicales. La deforestación ocasionada destruye la biodiversidad y el hábitat de muchas especies silvestres.

Por otro lado, un tomate o una sandía no tienen un contenido en azúcares preocupante. Sólo los presentes de forma natural, que no son perjudiciales.
Lo explican muy bien en este gráfico los amigos de sinazucar.org, donde aparecen los alimentos que no contienen azúcares o contienen muy poca cantidad. Esto es lo que sí podemos comer:




Fuente de la imagen: sinAzucar.org

Entonces, ¿cuáles son los azúcares a evitar? Los azúcares añadidos en la elaboración de alimentos y bebidas procesadas. Incluso en productos a priori salados, por ejemplo en embutidos como el salchichón o el jamón york (con azúcar añadido equivalente a 2 terrones), una pizza (4.5 terrones) y salsa de tomate frito (nada más y nada menos que 11 terrones) Los identificarás en el etiquetado, además de por su nombre, por otras denominaciones:

  • Glucosa
  • Sacarosa
  • Fructosa
  • Dextrina
  • Maltodextrina
  • Jarabe de arroz
  • Jarabe de maíz
  • Glucomaltosa
  • Galactosa
  • Agave
  • Jarabe de arce

Esperamos que te haya quedado claro, no te compliques. No es necesario prescindir del azúcar ni hacer dietas raras y muy restrictivas, simplemente ir al mercado de tu barrio, comprar producto fresco y comer… ¡comida sana!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: